viernes, 10 de febrero de 2012

Dos corazones perdidos y dos bocas necesitadas de amor.

Noche de lluvia, noche fría. Unos corazones intentando buscar un poco de calor entre otras sábanas y unos intentos fallidos de caer en el olvido.
Él, en peligro de extinción por ser el único príncipe azul que queda. Un jodido romántico. Experto en pegar con superglú los trozos del pequeño corazón que le duele a quemaropa. Iluso soñador y loco enamorado.
Ella, la excepción que confirma la regla. Lleva los sueños metidos en las bragas para que sean menos accesibles a cualquier gilipollas y hace demasiado tiempo que ahogó en alcohol su corazón. Tiene el cielo en sus ojos y la primavera colgada de la sonrisa, esa que hace tanto que no ve.
Dos estúpidos soñadores, dos caminos diferentes y un jodido segundo en común. Sus miradas que se cruzan de tal forma que duele. Dos sonrisas baratas y un deseo a una estrella fugaz, y de repente estaban allí, gastando el poco amor que los quedaba en caricias en su espalda.

2 comentarios:

  1. OMG! Precioso,no tengo palabras
    Pasate si pudes :)
    http://notreetincelle.blogspot.com/

    ResponderEliminar